sábado, 18 de marzo de 2017

HOSTAGE NEGOTIATOR



Mientras Devir sigue sacando paquetes de erratas disfrazadas de juegos, que canales de publicidad en youtube te venderan como megajuegos megadivertidos, aqui seguimos algunos irreductibles con juegos que no importan a nadie y con reseñas que no lee nadie.

Hostage Negotiator es un sencillo solitario de gestion de cartas y dados.
Simula que el jugador es un negociador policial, que debe de intentar convencer a un secuestrador para que libere a sus rehenes y se entregue a las autoridades.

El alma del juego es un tablero central, en el que dos marcadores indican la "actitud" del secuestrador, y los puntos de "conversación" que ganamos en cada turno, que nos serviran para al final del mismo comprar cartas para el siguiente turno.

El jugador deberá de jugar cartas, y en cada una de ellas lanzar una tirada de dados (el número de dados vendrá indicado por la "actitud" del secuestrador) y según el resultado de la misma, se aplicaran un efecto u otro, que generalmente será modificar la actitud, los puntos de conversación, y que el secuestrador libere/elimine a rehenes.

Para ganar la partida, el jugador deberá de liberar a más de la mitad de los rehenes, y atrapar al secuestrador.



¿Como es, pues realmente. el juego?
O mejor dicho, ¿que sensaciones deja el juego?
Aunque tiene un tema curioso y original, el sistema es sencillo, con azar como todo juego que incluya dados, pero más o menos controlable, al tener que discurrir que cartas jugar/comprar, y lo inesperado del mazo de "eventos" del cual al final de cada turno se roba y se juega una carta, casi siempre mala.

Termina pues siendo un solitario ligero y ameno, ideal para jugar una hora cada cierto tiempo para no quemarlo demasiado.
No es que tenga mucha profundidad, si acaso al nivel en ese sentido al "famoso" Viernes.

Otro asunto es, sin duda, el precio.
Suele rondar los 25 euros, pero cuando ves que en el juego solo vienen 3 secuestradores distintos, pronto entiendes que se te va a quedar corto si quieres/piensas en darle mucha rejugabilidad.

Puedes pensar en pillarte las (muchas) ampliaciones que han sacado, pero eso es quizás lo peor del juego.
9 euros por cada ampliacion, que viene a traerte solo 1 secuestrador nuevo (unas pocas de cartas, en definitiva) es realmente una pasada, y cuando empiezas a echar cuenta, los 25 euros se convierten en 80, y para eso mejor te pillas un juego de caja grande que te va a dar más chicha.